Home · Anuncios Clasificados · Archivos · Clubes · Concursos · Cursillos · Disciplinas Enlaces · Enseñanza · Forum · Federación · Amazonas y Jinetes · Noticias · Razas Salud · Servicios · Tiendas · Trivial · Vacaciones · Yeguadas

Montar a Caballo: El comienzo.

Capa y pelaje.
El cuerpo del caballo está cubierto por una capa de pelo. Un pelaje saludable, resplandeciente da al caballo una espléndida apariencia. Un espeso pelaje de invierno comienza a crecer cada otoño y cae cada primavera. Los caballos nunca pierden el pelo de la crin o de la cola. Si las crines de la melena ó la cola se vuelven demasiado espesas, el dueño suele arrancar algo de pelo para hacer que el caballo luzca mejor. Tirar de estas crines no hace daño al animal ya que éste no tiene nervios en las raíces de su pelo. Los caballos usan su cola para espantar insectos. Además, un caballo también tiene músculos especiales en su piel que la hacen tiritar bruscamente para librarse de insectos molestos.
Las glándulas de sudor en la superficie del cuerpo del caballo ayudan al animal a permanecer fresco. El grueso pelaje de invierno de aquellos caballos que son usados para trabajos que exigen velocidad, tales como carreras o polo, deben ser esquilados en el invierno. Así podrán secar su sudor más rápido.Para descansar habrá que ponerles una manta para mantenerlos calientes.
Los caballos tienen muy diferentes capas, incluso varios tonos de negro, castaño, rojizo-castaño, amarillento-gris, oro, gris, alazán (amarillento-castaño), y blanco. Los caballos bayos tienen una capa de color castaño y puntos negros (extremidades, melena, y cola). Los caballos castaños pueden tener las crines de la melena y cola de color amarillento o rojizo, pero no puntos negros. Muchos caballos grises nacen con un color oscuro que se va aclarando según se van haciendo más viejos. Los Lipizzanos y algunos otros caballos grises se vuelven de color blanco para cuando están totalmente crecidos. Los caballos ruanos tienen un color amarillento-castaño o rojizo-castaño rociado de pelos de color gris o blanco. Los pintos, también llamados pintados, tiene una capa negra o de color oscuro con grandes áreas de color blanco.

El mantenimiento del caballo
El mantenimiento del caballo (acicalamiento) ayuda a mantenerlo saludable y mejora además su apariencia. Los caballos estabulados en cuadras deberían ser acicalados a diario con una rasqueta de goma, un cepillo para el cuerpo, un escarbacascos, y un peine para la melena y la cola. Largas cepilladas en la dirección de crecimiento del pelo ayudan a mantener el pelaje saludable y lustroso. El cepillado elimina el polvo y la caspa. Las áreas donde se coloca la silla de montar y la cincha y las zonas detrás de los talones y en las depresiones del corvejón, tienen mayor necesidad de un cepillado especial. Tras el cepillado es conveniente pasar también una toalla o trapo limpio. El escarbacascos es esencial para eliminar restos de tierra, piedras y otros objetos que quedan apelmazados en los cascos.
Las herraduras protegen los cascos de los caballos que realizan trabajos o deportes. Las más comunes para la mayoría de los caballos son unas ligeras, de aproximadamente 230 gramos de peso, y con sólo unos pocos clavos. Las razas de silla y los Tennessee de paso llevan herraduras especiales con sobrepeso para ayudarles a elevar más alto sus extremidades. Los caballos de carreras llevan herraduras muy ligeras que se desgastan tras unas pocas carreras. Las herraduras de invierno ó especiales para senderismo tienen ramplones incorporados que ayudan al caballo a no resbalar en hielo o nieve.

La brida
La brida es lo que se usa para controlar al caballo. Consta de correas (generalmente de cuero) y piezas de metal que se ajustan en la cabeza del caballo y en su boca.
La brida más simple es la brida con filete. Esta brida tiene un trozo de metal (bocado) articulado que es suave para el caballo. El bocado de la brida tira en las esquinas de los labios del caballo. El juego simple de riendas de esta brida hace que pueda ser fácilmente manejado por el jinete.
La brida doble, o completa, es usada por jinetes más avanzados. Este tipo de brida tiene un juego doble de riendas, un filete y un bocado curvo. Éste último se ajusta entre los dientes del caballo en unas zonas sensibles llamadas barras y pone presión en la mandíbula inferior. Cada uno de ellos se controla con un juego separado de riendas. Las riendas superiores mueven el filete y las inferiores manejan el bocado curvo. La presión en el filete hace que el caballo eleve su cabeza, la presión en el bocado tira de la cabeza del caballo hacia abajo y hace que el animal se pare en seco. Los jugadores de polo usan este bocado para parar sus caballos rápidamente.
Otro tipo de brida, el Pelham, combina el filete y el bocado curvo en un solo bocado con un juego doble de riendas. La mayoría de las bridas Occidentales constan sólo de un bocado curvo.


La silla de montar.
Hay varios tipos de silla: la silla de montar inglesa, la española, la vaquera,…. Cada persona debe usar el tipo de silla de montar que se ajuste a su particular tipo de monta.
La silla de montar inglesa es más plana y pesa menos que la silla vaquera. Los jockeys, jinetes de salto, de exhibición, y otros que tienen necesidad de una rapidez extra en sus caballos usan este tipo de silla porque interfiere menos en los movimientos del caballo que la silla vaquera o la española, por ejemplo.
La silla vaquera (y algo similar la española) tiene estribos anchos y un cuerno, donde se ata una soga o lazo. Los vaqueros y los jinetes de rodeo usan este tipo de silla de montar. Los vaqueros atan sus lazos al cuerno de la silla cuando lazan ganado. Normalmente usan una cincha doble (con dos correas) para asegurar la silla de montar contra el tirón del ganado lazado. Una manta bajo la silla de montar evitará heridas en la grupa y flancos del caballo.

Montando a caballo.
Lo primero que aprende un jinete es cómo montar (subirse) a un caballo y cómo sentarse sobre la silla de montar.
El jinete debe montar por el lado izquierdo del caballo. La mayoría de los caballos se acostumbran a ser montados por el lado izquierdo durante los entrenamientos. El que alguien intente montarles por el lado derecho puede sobresaltarlos o confundirlos. Esta costumbre de montar por el lado izquierdo es probable que provenga de la época en la que los hombres llevaban largas espadas que colgaban a lo largo de su pierna izquierda. Así que era más cómodo lanzar la pierna derecha para subirse al caballo que hacerlo con la izquierda donde además llevaban el peso de la espada. Algunos caballos entrenados para senderismo de montaña pueden ser montados de uno u otro lado. Así los jinetes pueden montarse del lado que tenga menor probabilidad de pérdida de equilibrio para el caballo.
Una vez montado, el jinete debe sentarse en una posición relajada, ajustándose firmemente en el medio de la silla de montar. La espalda debe mantenerse erguida, pero no rígida.

La ropa para montar a caballo.
El tipo de ropa debe ser la más cómoda y adecuada para el tipo de monta de cada jinete. Debe proteger sus piernas contra la irritación producida por el frotamiento contra la silla de montar. Unos buenos vaqueros y una camisa cómoda son probablemente lo mejor para un paseo a caballo por el campo. Los vaqueros usan a menudo los "chaps" (pantalones de cuero sin parte trasera) que se colocan sobre los pantalones propios. Estos "chaps" protegen las piernas del jinete de las rozaduras de la maleza.
En la monta inglesa, se usan los "jodhpurs" (pantalón de montar largo y ajustado). Proporcionan tanto comodidad como protección. Botas, o cualquier zapato de lazo y tacón, evita que los pies resbalen de los estribos. También es necesaria la protección de un casco para proteger la cabeza en caso de una caída.

Queremos agradecer a nuestro amigo y colaborador, Jesse, que nos haya permitido usar sus creaciones para que todos vosotros podáis disfrutarlas. Su librito para los novatos en esto de subirse (y caerse) del caballo es simplemente genial.

Visitar su Página
Para contactar con Euskalhorse pulsa Aquí